lunes, 25 de agosto de 2008

El Club Moreno Cumple 83 Años

En Moreno 72, Quilmes Este, funciona el club Moreno, la institución de esa zona que se conoce tradicionalmente como Villa Las Rosas.
Hoy la entidad, que preside Adolfo Malatesta, festeja sus 83 años de vida, con el sentimiento y el fervor que le pusieron los pioneros aquel 25 de agosto de hace más de ocho décadas.
A lo largo de los años el Moreno fue marcando hitos en la historia social y deportiva del barrio, manteniendo siempre el espíritu de la vecindad, quizás la mejor expresión de lo que es el club para la gente.
Por supuesto, tuvo épocas de esplendor y de gloria, cuando la ciudad de Quilmes y otras localidades tenían en los clubes el punto de reunión, de hacer sociales, realizar actividades deportivas y encontrarse con gente con sentimientos de pertenencia por el club que se metía en su corazón.
También hubo tiempos de ajustes y de apremios económicos, propios de un país que ha sufrido los embates de planes y políticas que le dieron un mazazo a este tipo de entidades, como diría Juan José Campanella esas ¬lunas de Avellaneda que debieron soportar los golpes de los Alsogaray, los Cavallo, los Rodrigo.
Pero como el león indómito o aquel indio Kilme que nunca se dio por vencido y que supo no rendirse ante la voracidad del conquistador -un espíritu que está en la raíz misma de una ciudad que acaba de cumplir 342 años- el Moreno siguió adelante y hoy como ayer continua siendo el punto de reunión de los jóvenes de Villa Las Rosas.
Lógicamente, ya no está el tranvía en Quilmes -aunque desde la Municipalidad se pretende reflotarlo en setiembre como una caricia a la nostalgia- tampoco se encuentra en el barrio el entonces pibe Roberto Giordano, quien fue aprendiendo los pininos en la peluquería cerca del Moreno -sí, Roberto, el de moviendo las cabezas, el de los famosos desfiles de Pinamar y Punta del Este, curiosamente coincidiendo con el club porque hoy se festeja el Día del Peluquero, la profesión del vecino Losada y del entrañable Mate, Pichón Cataldo- pero hay una mística que sigue presente.
El deporte y el servicio son las premisas de la institución, que en fútbol y basquetbol ha escrito páginas de gloria. El fútbol con el gran maestro Luchi Basilio, y pibes que empezaron a hacerse futbolistas en esa escuelita, Julio Arca, Pablo Quatrocchi, Darío Decoud, el Máquina Giampietri, Marcelo Barticiotto, Marcelo Barrera, y tantos otros por cierto.
El basquetbol, en ambos géneros, concentrando la pasión por un deporte noble que divierte, entretiene y forma el cuerpo y la mente.
Por supuesto, no se detiene la oferta actual del Moreno. La pileta de los veranos, el restaurante con un excelente servicio, las amplias instalaciones para hacer sociales y las diferentes disciplinas deportivas conforman un abanico de propuestas que mantienen los sueños de aquel 25 del año 25, con todo el sentimiento que significa decir: nací en agosto, como la ciu-dad de Quilmes.
El Moreno está celebrando jóvenes 83 y vaya este merecido reconocimiento al club de Villa Las Rosas, una entidad con perfume a barrio.
Fuente: Diario El Sol

No hay comentarios: