viernes, 26 de septiembre de 2008

Renovado Reclamo por el Tránsito

Los delegados de las distintas líneas de colectivos que cruzan el distrito de Quilmes insistieron en reclamar soluciones a los graves problemas de tránsito originados en el partido. En tanto que anunciaron que en caso de no haber respuesta, el lunes decidirán medidas de fuerza.Al igual que la semana anterior, los representantes de los choferes de las empresas de micros que transitan por la ciudad, llegaron hasta EL SOL para denunciar que ningún funcionario comunal los pudo atender y escuchar el reclamo que por enésima vez -insisten- se presentó en la Municipalidad.Acompañando a los trabajadores, estuvo uno de los dirigentes integrantes de la Unión Tranviarios Automotor de la zona sur, Hugo Barrios, quien explicó que el principal reclamo es el ordenamiento del tránsito en el centro de la ciudad, y los lugares de mayor conflictividad en la zona surge en cercanías de la estación de Quilmes y San Francisco Solano."En ninguno de los casos pudieron solucionar el conflicto. Nos dijo tanto el Secretario de Gobierno como el Director de Tránsito que estaban trabajando sobre el tema, pero lamentablemente todo sigue igual", comentó Barrios, quien dijo que los sorprende el poco interés que demostró la Comuna para "escuchar nuestro reclamo y menos aún solucionarlos".Los pedidos son reiterativos y los mismos están relacionados con los problemas que encuentran a diario, como el estacionamiento en doble fila en el casco céntrico de la ciudad, o el ingreso y egreso a las estaciones. También la demarcación de las sendas peatonales, para que la gente no cruce por cualquier lado, despejar las paradas para que puedan arrimar las unidades al cordón y otras exigencias más que no parecen ser tan difíciles de cumplir y que facilitarían el tráfico, bajando los tiempos de 17 o 18 minutos a 10 que es lo estipulado.Una vez avanzada la charla, cada una de los representantes de las líneas expusieron problemas particulares de su recorrido, pero la mayoría de ellos caía en los previsibles de estacionamientos indebidos y el estado de las calles.SeguridadSin embargo, el denominador común fue la falta de seguridad en los micros, y la carencia de control existentes por parte de las fuerzas del orden, más allá de los habituales encuentros con funcionarios policiales en cada uno de los distritos para generar mayores medidas de seguridad.La situación incluso se ve agravada en algunos sectores en donde los mismos trabajadores decidieron modificar los recorridos para no ser asaltados. Sin embargo, esta medida de prevención realizada por los propios conductores, no fue aprobada por el Ministerio de Transporte de la Provincia de Buenos Aires, quienes mediante un documento obligó a las empresas a retomar sus rutas habituales, desestimando el reclamo de los trabajadores "es lógico. Porque si nos permitieran cambiar, por otro lado estarían reconociendo una grave falencia en materia de seguridad".Plenario y plan de acción"La situación no da para mas" comentó Hugo Barrios, quien reconoce que su bronca es aún mayor cuando observa que "los reclamos no son ni escuchados por las autoridades comunales".La tregua que habían pedido la semana pasada al parecer, no tuvo ningún tipo de respuesta y es por eso que ayer realizaron una nueva alerta en su entrevista con los medios.Sin embargo, explicó que hasta el lunes esperan algún contacto, que "de lo contrario vamos a tomar medidas de acción directa"Este reclamo, de no mediar soluciones, tendrá continuidad el próximo lunes durante un plenario en la sede de la UTA en Avellaneda, y de allí saldrá el plan de acción con el cual llegaría una numerosa columna de trabajadores para realizar el reclamo.
Fuente: Diario El Sol

No hay comentarios: