sábado, 3 de enero de 2009

Bochornoso

La ocupación ilegal de gran parte de la superficie de la Peatonal Rivadavia por decenas de puestos de venta callejera ha colmado la paciencia de transeúntes y comerciantes sin que parezca haber respuesta oficial. Algunos puestos tienen más de 6 metros, con cantidades sorprendentes de mercadería, mientras el paso se restringe a la mínima expresión. Sin precedentes, inaudito, inexplicable.

No hay comentarios: