domingo, 31 de mayo de 2009

Hace 100 años River Debutaba en Primera... Frente al "Mate"

El Debut de River, frente Argentino de Quilmes, en la prensa.

El 2 de mayo de 1909, River Plate enfrentó en su modesto field de la Dársena Sud a Argentino de Quilmes, en lo que fue el primer partido de la historia millonaria en la máxima categoría del fútbol argentino, condición que jamás ha abandonado hasta nuestros días. La goleada propinada al rival (5-0) fue la mejor carta de presentación de River ante los grandes y el primer paso de una campaña inolvidable, coronada con el inolvidable triunfo contra Alumni, logrado como visitante el 12 de septiembre de ese año.
Ante tamaña expectativa, y teniendo en cuenta la ilusión de todos los darseneros por jugar su primer partido oficial en la máxima categoría, no fue de extrañar que el field de la Dársena Sud presentara una numerosísima concurrencia. El árbitro Bertorini dio comienzo al encuentro a las tres y 20 de la tarde, alistando los quilmeños los siguientes jugadores: García; Dodds y E.G. Paulsen; Barreiro, Goodfellow y Boggan; Salas, Furts, V. Paulsen, Céspedes y Alloy. Los once jugadores que defendieron por primera vez a River en la división mayor del fútbol argentino fueron: Julio Abaca Gómez; Federico Gómez y Arturo Chiappe; Franco Chagneaud, J. Amaral y J. Soulingham; Elías Fernández, John Diggs, Hernán Rodríguez, Silvio Politano y Anempodisto García.
River abrió el marcador a los 12 minutos con un remate de García que vence al arquero rival tras un rebote en el poste. Si bien River fue claro dominador del juego, y se anularon tres tantos por offside (dos de ellos de Argentino), se llegó al descanso con la ventaja mínima a favor de los darseneros. En la segunda parte, y tras un tanto anulado a Rodríguez, también por posición indebida, a los once minutos es Amaral quien marca el segundo tanto a los 11. A los 20, García marca el tercer tanto, tras pase de Elías Fernández. A los 27, convierte Politano el cuarto gol tras asistencia de Rodríguez, mientras que Fernández cerró la goleada a los 32 con un gol de pecho. El 5-0 sobre Argentino de Quilmes tuvo amplia repercusión en los diarios y en el ambiente futbolero y fue muy festejado por los hinchas riverplatenses y en todo el barrio, pues el hijo dilecto había debutado con una resonante goleada en el círculo mayor del fútbol, lugar que a partir de ese instante ya nunca abandonó. Era el primer peldaño de la rica historia que continúa vigente un siglo después.
Extraído de "La página millonaria"

No hay comentarios: