sábado, 10 de octubre de 2009

Lo Que Se Nos Fue

El tranvía y el buzón, en el pincel de Ludovico Pérez

Un balneario limpio (el primero masivo del país), los potreros (con 7 estrellas como emblema), el tranvía (primero en llegar del suburbio a Capital), los espejos deformantes de la rambla, el Teatro Colón, los cines de barrio, Guido y Sarmiento, la "vuelta del perro", decenas de grandes plantas fabriles, miles de comercios de barrio, las calesitas, la plaza del mercado, el club sanford, las torres de la Crisoldini, las charlas de vecinos en las veredas de la noches de verano, los corsos y bailes de carnaval, "Créditos Quilmes", "Banco Quilmes", la extranjerización de la cervecería, los clásicos entre Quilmes y Argentino, las medialunas del oriente, los buzones del correo, Casa Deyá, Llaneza, La Veneciana, Curtis y decenas de comercios emblemáticos, la plazoleta de Alberdi, Pub Music, Summum y Electric Circus... y la lista continúa...
Los fantasmas de Alcibíades, Clavelito y Ely Fontana, de vez en cuando se dan una vuelta y se preguntan...¡¿Cuándo, Cuándo empezamos a morirnos...?!

2 comentarios:

Elenco Luz y Sombra dijo...

Gustavo:
...Y la desaparición mas grave de los últimos años: la del salón de teatro de La Casa de la Cutura.
40 años por donde pasaron miles de personas. Con la entrada siempre gratuita y personalidades de todo el espectro artístico. Hasta Don Jorge Luis Borges pasó por ese escenario. Quilmes ya no tiene un teatro con mayúsculas y para todos.
Un abrazo
Alejandro

Anónimo dijo...

tAMBIÉN PODEMOS RECORDAR LA EMBLEMÁTICA HELADERÍA "LAPONIA", EN LA ESQUINA DE SAN MARTIN Y HUMBERTO PRIMO. DE ELLA SALÍAN CARRITOS CON LOS QUE SE VENDÍA HELADOS POR LAS CALLES DE QUILMES.