domingo, 20 de diciembre de 2009

Inseguridad, Violencia y Muerte

Quilmes Centro volvió a ser noticia este fin de semana por un hecho de violencia, producto de la falta de controles. Pero esta vez el hecho terminó con la vida de un joven de 22 años quien junto a sus amigos, minutos antes había salido de bailar de Buró, un conocido boliche ubicado en Alem entre Lavalle y Brown.

El grave hecho de violencia que le costó la vida a Matias, vecino de Avellaneda, se produce luego de múltiples quejas de vecinos de Quilmes Centro, vícitmas también y testigos de batallas campales que se producen casi todos los fines de semana en esa zona donde hay decenas de bares que concentra a miles de jóvenes.
Esos vecinos se cansaron de peticionar al Intendente Gutiérrez que ordene mayores controles debido a la presencia de miles de chicos, parte de los cuales se alcoholizan y suelen transitar las calles céntricas sin control policial.
Si bien aún no hay información oficial, se sabe que el hecho ocurrió en la calle, a una cuadra del centro nocturno. Una versión indica que la víctima, Matias Ceco Rouco, su hemano y un amigo, mantuvieron una discusión con un grupo de jóvenes, aparentemente cuidacoches, y como consecuencia de ese incidente fue golpeado salvajemente.

Chicos en la calle y drogados
Cuatro chicas de unos 23 años que el viernes por la noche salieron a pasear por el centro de Quilmes, contaron que fueron víctimas de un cuidador de coche, quien se enojó porque no quisieron darle cinco pesos. La joven dijo que ya en la madrugada del sábado estacionaron un automovil en las inmediciones de Humberto Primo y Brown. Como el bar al que iban estaba cerrado volvieron al coche. Cuando el individuo estaba por arrojarles un cascote, pasó un movil policial al cual pararon. Los agentes se limitaron a decirle al chico, presumiblemente drogado, que deje el cascote.
Para las chicas, el "cuidacoches" era menor y todo indicaba que estaba drogado.
Lo que les pasó a estas cuatro jóvenes quilmeñas no es nuevo. Desde hace años se viene denunciando la presencia de chicos que prácticamente viven en las calles de Quilmes Centro, donde generalmente suele vérselos drogándose.
Los lugares donde suelen concentrarse son las esquinas donde los fines de semana y en forma ilegal, funcionan puestos de panchos y hamburguesas.

Editado por País de los Quilmes con material de Quilmes a Diario.

1 comentario:

car490 dijo...

Es muy lamentable lo que se esta vivendo en nuestra ciudad. Y que pasa con la Famosa villa de los Eucaliptus ??? Quilmes es mas famosa por el Paco que por sus paisajes... LAMENTABLE NO ??