lunes, 27 de diciembre de 2010

Una multitud eligió la costa quilmeña para refugiarse de la ola de calor


Las altas temperaturas sumadas al fin de semana largo por el festejo navideño hicieron que, nuevamente, la Ribera de Quilmes fuera el destino elegido por miles de personas. A pesar de las prohibiciones de baño a causa de la contaminación de las aguas del Río de la Plata, una muchedumbre disfrutó de la costa quilmeña como si fuera la costa atlántica.

Una verdadera multitud de personas invadió la Ribera desde horas tempranas hasta el anochecer, tanto el sábado como el domingo. No hubo incidentes, salvo los inconvenientes surgidos de los niños perdidos o la gente desmayada por el calor, según informaron al cierre de esta edición las autoridades locales.

De todos modos, las fuerzas de seguridad y de Defensa Civil estuvieran más que alertas a lo largo del fin de semana.

Así, se los vio a unos interviniendo en escaramuzas y riñas alentadas por el calor y el consumo de alcohol; mientras que otros, como los guardavidas (45) y la Prefectura (40), se mantuvieron atentos a lo que ocurría dentro del agua, donde miles de personas se refrescaban a pesar de la prohibición de baño. La Policía debió recurrir a la Infantería y a la División Motorizada, pero siempre de forma preventiva.

No solamente gente de Quilmes se hizo presente en la Ribera local. También, muchos llegaron desde los distritos vecinos, incluso desde Lanús o Lomas de Zamora y hasta de la Capital Federal.

Carpas, sillas y reposeras abundaron y buena parte de ellas fueron instaladas por sus dueños. Hasta las sombrillas dijeron presente. Los picnics estuvieron a la orden del día, tanto en la arena como en la zona de pasto y árboles. Heladeras repletas de sandwiches y bebidas fueron indispensables para pasar el día.

La gente llegó de manera masiva en autos, camiones, bicicletas y colectivos. El ingreso y el egreso a la Ribera colapsó en varias ocasiones debido a la gran cantidad de tránsito sobre la avenida Cervantes.

Fue tanta la gente que se instaló a lo largo de la costa, que un grupo de familias llegó a instalar una carpa el domingo por la tarde en medio de la calle impidiendo el normal ingreso al Club Náutico.

Fuente: Diario 5 Días

No hay comentarios: