jueves, 18 de septiembre de 2008

Carta Abierta del Foro de Asambleas por el Plan Urbano Ambiental

Una noche en la que el mensaje más claro para la gente de Quilmes fue el inodoro presente en la puerta de la Casa de la Cultura.
“La reunión convocada por el Municipio de Quilmes con las autoridades de AySA el lunes 8 de Septiembre en la Casa de la Cultura en el marco del trabajo por el Plan Urbano Ambiental, no fue más que una muestra de la disociación existente entre aquello que se proclama desde el discurso y aquello que en la práctica resulta”.
Esta fue la conclusión general a la que llegamos los vecinos que participamos en la reunión del Foro de Asambleas por el PUA en Quilmes el pasado 15 de Septiembre.
No sabe/No contesta/"A mi no me lo pregunten soy un vecino más como Uds".
Si bien gran parte del equipo de obras Públicas estuvo presente, la voz cantante la llevó Manuel Carracelas, secretario de aguas y cloacas quien salió al paso intentando dar alguna respuesta a cualquier pregunta que se formulara, eso sí, sin importar si se trataba de un tema de cloacas, napas, o de la receta de lomo al champignon. Lo imperativo era “no molestar” a las autoridades de AySA, con quienes hicieron un intercambio interesante de flores desde el inicio de la reunión.
Nos preguntamos entonces ¿cuál es el sentido de convocar a un funcionario de AySA como el Sr. Alejandro Martínez, gerente de obras de terceros, que tiene injerencia en 17 partidos del conurbano bonaerense y parte de la ciudad de Buenos Aires? Funcionario que no pudo dar respuesta a ninguna de las preguntas formuladas por los vecinos (léase vecinos, no inversores) de los distintos barrios que participaban de la reunión.
Uno de los males mayores de un funcionario es la subestimación del otro, que en el caso que nos ocupa vendríamos a ser los vecinos.
Resultó sumamente irritante que para tratar una temática tan conflictiva como la de AySA, se haya presentado un “personaje” que entre otras cosas expresó desconocer -por no corresponder a su área - las obligaciones de AySA en relación al fallo emitido por la Corte Suprema de Justicia. Qué preguntas suponían los funcionarios del Municipio que los vecinos formularíamos a AySA.?
Qué suponen los funcionarios de AySA cuando los ciudadanos exigimos que se cumplan las resoluciones de la justicia en relación a la grave problemática de las napas y las cloacas?
Qué suponen los funcionarios del Municipio y de AySA cuando se pregunta sobre los parámetros en función de los cuales se extienden los certificados de factibilidad que permiten construir más edificios?
Nos preguntamos entonces los vecinos qué cuestiones puede dialogar un ciudadano con el Sr. Martínez, gerente de obras de terceros de AySA, que no se refieran a las inversiones privadas que esos terceros podrían realizar en las zonas donde tengan intenciones de iniciar sus emprendimientos?
Dudamos en pensar si su presencia respondía a la necesidad de “pasar un mensaje” y después retirarse, o estar frente a alguien con los reflejos de Locche, ya que esquivó cualquier respuesta, a veces con algún dejo de elegancia, otras rayana en la burla y algunas ya en franca retirada al repetir “desconozco el tema”, “no es de mi ámbito”.
Cabe pensar: Error, todo fue una confusión y la reunión era solo para inversores.
En lo real, lo inexistente: “las bombas depresoras”.
Nuevamente hubo que escuchar de parte de Carracelas que se habían gestionado 200 bombas que llegarían al distrito en aproximadamente diez días.
La construcción de verdades a partir de discursos es preocupante: la apertura de un pozo al acuífero puelches equivale al funcionamiento de 100 de esas “bombas depresoras”.
Mucho más preocupante es el continuo ejercicio que debemos hacer los vecinos para aceptar esos discursos o exigir que se tomen las decisiones políticas necesarias que permitan poner fin a los graves problemas que desde hace ya más de una década los ciudadanos denunciamos.
EL GRAN AUSENTE: OLIVARES.
Obviamente, la reunión con AySa fue un primer paso de las acciones del Plan Urbano Ambiental que dejó mucho que desear. Pero existió. Generó un espacio de discusión, totalmente perfectible, es cierto.
Peor aún algunas ausencias repetitivas en este trabajo demandado desde hace años por los vecinos. Si la Secretaría de Medio Ambiente no se hace presente en un espacio que pide regularizar aguas, napas, contaminación fabril, antenas, impacto ambiental, tala de árboles, etc…dónde debería estar?
Apostamos al diálogo con respeto, a la utilización inteligente de los recursos (el tiempo de los vecinos es uno de ellos), y al trabajo responsable.
Las necesidades de los vecinos llevan tiempo sin respuesta, por lo que también se debe tener sentido de urgencia. Y por este mismo tiempo transcurrido, ya no se habla con improvisados, el tiempo ha hecho que la información y el conocimiento estuviera a nuestro alcance. Deseamos que todas las partes estén a la misma altura.

Foro de Asambleas por el Plan Urbano Ambiental Quilmes.

No hay comentarios: