sábado, 11 de octubre de 2008

Oswal


La Municipalidad de Quilmes realiza hoy a las 19.30 en la Casa de la Cultura, Rivadavia y Sarmiento, un merecido reconocimiento al dibujante e historietista Osvaldo Viola, el popular Oswal, uno de los talentos más prolíficos que dio la ciudad.
Osvaldo Viola durante años expuso su sabiduría en la Escuela Municipal de Bellas Artes Carlos Morel.
Realizó publicaciones en las revistas Frontera y Hora Cero, de Héctor Oesterheld, hizo adaptaciones literarias como David Copperfield y Robinson Crusoe.
En 1965 creó su propio personajes Sónoman, realizando el argumento y dibujo del mismo que se publicó durante una década con éxito. Ese mismo año publicó quince episodios del personaje El espíritu del Mascarín.
También participó como dibujante en trabajos como Consummatun Est, Big Rag, Mark Kane, Buenos Aires, las pitas y el loco, publicados durante las décadas del 70 y 80 en España, Italia y Holanda, época aen la que llevó a cabo la extensa historieta en episodios de Pieter Thijsz, un pintor holandés errante que prolongará su vida por cuatro siglos.
En 1998 una editorial francesa publicó el libro Sombres destins, con sus dibujos y colaboró en el guión de la historieta infantil Lejos Pratt.
A lo largo de su carrera incursionó en la ilustración editorial y publicitaria, y en este último campo también realizando dibujos animados por un largo período.
En la actualidad el resto de su tiempo lo dedica a la docencia, enseñando dibujo e historieta.
El maestro del dibujo, Eduardo Ferro, creador de personajes como Bólido, Pandora, Tara Service, Langostino, con sus 91 años pidió públicamente este reconocimiento a Oswal, guante que recogió con buena cintura el municipio.

1 comentario:

Joan Benavent dijo...

Verás. El quilmeño Oswal me dibujó Mark Kane, Detective en Hollywood. Hay dos capítulos colgados en mi blog. Le conocía por referencias desde pibe. Con un primo suyo (Balbino González) y el Jazzman Pepe Robles nos juntábamos en la casa de su tía.
Ya mayor, coincidimos en esa pasión común por la historieta grande, e hicimos el detective de 1934, con piso en La Brea y riesgo por doquier.
En España se publicaron 6 capítulos en "Cimoc". En Baires una tira diaria en "La Hoja" que duró las 56 tiras del diario.
Nunca fuimos amigos, pero en una época nos unió el personaje, creasdo a cuatro manos.
Benavent