viernes, 6 de marzo de 2009

Particularidad Quilmeña: Nunca una Reelección


Quilmes es tierras de particularidades. Pero el caso que nos ocupa es único en todo el conurbano: se trata del único Municipio donde nunca un Intendente logró la reelección. Todos lo intentaron y fracasaron, ya sea perdiendo una interna, o contra un adversario de otro signo político en la elección general.
En 1983, el radical Eduardo Vides aprovechó el vendaval alfonsinista y derrotó al peronista Roberto "Cholo" Morguen.
En 1987, Camaño triunfó contra Vides, de la mano de la renovación que encabezó Antonio Cafiero y que arrasó con todo en aquellas elecciones.
Antes de las elecciones de 1991, Camaño (que seguía siendo cafierista) perdió la interna contra el duhaldismo que encabezaba Aníbal Fernández. quien fue electo.
Para los comicios generales de 1995, Fernández fue a una interna contra otro duhaldista, Federico Scarabino, y perdió.
En 1999, Scarabino enfrentó al radical Fernando Geronés, que aprovechó muy bien los votos que juntaba la Alianza y se quedó con la Intendencia.
En 2003, después de la escandalosa gestión de Geronés, el peronista Sergio Villordo, delfín político de Aníbal Fernández, le ganó muy fácil al radical Salustio.
En 2007, Villordo pensaba que con la bendición de Kirchner y todo el aparato del PJ a su favor podría retener la Intendencia. Sin embargo, un viejo militante sindical quilmeño, jefe de la seccional local de la UOM, con el visto bueno de la Rosada salió a caminar los barrios, habló con los vecinos, y mantuvo la tradición quilmeña, aunque por un escaso 2%. Así llegamos a Francisco “Barba” Gutierrez, el séptimo Intendente desde el retorno de la democracia.
Todavía hay un dato que hace más curioso todo este proceso histórico: Salvo en 1997 y 2001, el Intendente en ejercicio ganó las legislativas de mitad de mandato, pero su capital político se desmoronó antes de la reelección.

Los números:

-En 1983, Vides derrotó al peronismo por solo 15 mil votos sobre un total de 225 mil ¿efecto Herminio? Podría ser… pero eso solo no alcanza.
-En momentos de crisis del radicalismo (89-95-2001) el peronismo duplicó y hasta triplicó (2001) en votos a la UCR (o Alianza).
-En 1997, primera elección de la Alianza, esa fuerza política obtuvo 135.311 votos en Quilmes. Dos años después, sacó apenas 500 votos más. Igual sumó más que el PJ y el cavalismo juntos (recordar que la boleta para gobernador era la misma). Y ya en 2001, tras la gestión Geronés, obtuvo solo 20 mil votos.

Quilmes, el único Partido del conurbano donde la reelección ha sido imposible, signo de una sociedad insatisfecha.

Material extraido de http://omixmoron.blogspot.com

1 comentario:

Charlie Boyle dijo...

En quilmes no reeligen intendentes pero, como dijo Asis, esta lleno de

choros