martes, 15 de diciembre de 2009

Espacios Públicos a la Deriva


En las plazas, los costados de las vías, en cercanías a las bicisendas en Bernal y en otros sectores del distrito el descuido es alarmante, al menos así lo hicieron saber los vecinos.

El estado en que se encuentran plazas y espacios verdes en distintos puntos del distrito es alarmante, y en tiempos en que el Estado apunta a combatir el dengue, es más que notorio que el mismo hace poco para dar el ejemplo. Esta situación está aquí nomás. En Bernal y en el coqueto Barrio Parque ya hay algunos ejemplos, como el caso de la Plaza de la Paz, en el corazón de la mencionada zona, en donde se nota que desde hace tiempo que allí no se hace nada para mejorarla. A simple vista se ve que en todos lo sectores del paseo está cubierto por gran cantidad de pasto de gran altura, totalmente desordenado y con una falta de mantenimiento evidente. Los juegos para los niños ubicados sobre uno de los extremos de la plaza, más cerca de la esquina de Fierro y Monteagudo, tienen averías de importancia, con lo cual lo vuelve muy peligroso para los chicos que los utilizan. Los bancos colocados en los caminos que circunscriben la plaza, en su mayoría están en malas condiciones, rotos, pintados y con faltantes con lo cual desnuda el problema de la falta de cuidado por parte de los encargados, como así también de la gente que concurre a la misma principalmente durante los fines de semana.

Ese no es el único lugar en donde el descuido y la falta de mantenimiento es notorio, sino que en los alrededores de las vías del ferrocarril Roca, es alarmante.


Contra la vía

En Bernal en el tramo que va desde la estación hasta la siguiente, Don Bosco, la falta de limpieza es llamativa. La Municipalidad asegura que es responsabilidad de la empresa ferroviaria, pero se olvidó que en la zona de las veredas y las adyacencias a la bicisenda le corresponde a ellos y se encuentra a su cargo, pero hoy no lo parece. Los "yuyos" se apoderaron del tramo arbolado del espacio verde a los costados de la avenida San Martín, en donde se encuentran los pasos peatonales de un lado al otro de la ciudad y también están ubicadas numerosas paradas de los colectivos. Allí, y en la mayoría de ese tramo, además de la tenue luz, el pasto alto, y la gran cantidad de basura, quienes circulan por allí aseguran que la cantidad de mosquitos es insoportable, reclamando una fumigación, "más aún si constantemente nos hablan de la prevención del dengue" comentó una de las personas que habitualmente espera el colectivo que transita por la avenida San Martín, rumbo a Capital Federal.


La plaza Félix Bernal, del gran proyecto a tierra de nadie

A pocas cuadras de allí, también en el centro bernalense, a metros de la estación, la plaza Félix Bernal, llama la atención el estado en que se encuentra, incluso los mismos vecinos no se explican qué es lo que quieren hacer allí, ni tampoco cuánto tiempo demandará la obra. Hace unos días parecía que comenzarán con las obras de remodelación, allí pusieron empalizadas en todo el perímetro de la misma y luego de un tenue arranque de los trabajos, todo quedó paralizado, sacaron la protección que lo protegía y todo empeoró y convirtió la zona en un verdadero peligro para quienes tienen que cruzarla. Por estos días, la misma se encuentra en un estado lamentable. No hay ningún tipo de luz por la noche volviéndose totalmente oscuro, la custodia policial es prácticamente nula, agregándole además el estacionamiento de algunos acoplados de camiones y micros de línea en sus alrededores. En su interior -o lo que queda de él- se levantan enormes montículos de tierra que sacaron de la misma plaza, algunos árboles caídos, cascotes y basura, es el común denominador del lugar que tiene en dos de sus frentes, un par de colegios que solían utlilizar el espacio. Desde hace un tiempo es imposible imaginar alguna actividad en la plaza Félix Bernal.


Fuente: Diario El Sol

1 comentario:

Esteban dijo...

Es una característica de esta gestión la falta de atención a los espacios públicos. En Rivadavia simplemente ya se quitan los bancos, ni se reponen o en Plaza San Martin el olor a excremento de paloma es comun.

Hay que decir también que ninguna gestión puso demasiado énfasis en "reciclar" los costados de las vias (Ya sea Bernal, Quilmes o donde sea). Requiere mas voluntad que dinero hacerlo y sumaria los tan ansiados espacios verdes justamente en el centro de la ciudad y no como plantean lo planes en querer sumar espacios verdes solo en la rivera Si tengo que tomar un colectivo o subirme a un auto para estar en una zona verde, ¿Que merito tiene?