viernes, 30 de julio de 2010

Historia Urbana y Edilicia de Ezpeleta

Su nombre, de origen Español se debe a la familia De Ezpeleta, llegados de las tierras europeas, a fines del siglo XVI. Estos fueron los que compraron tierras y posteriormente pidieron a la Municipalidad la aprobación de la traza del pueblo hecha en terrenos de su propiedad al que llamarían Ezpeleta.

La ciudad fue uno de los primeros lugares en los cuales se comenzaba a planear los asentamientos en la provincia de Buenos Aires. La llegada del tren en 1872, y las mejoras en el cementerio en 1973, fueron los puntapiés iniciales, para atraer el primer grupo de pobladores. Siempre el ferrocarril se dice que es señal de vida, bien se sabe que varios pueblos, mal llamados pueblos fantasmas, han sido denominados así, debido al retiro del circuito ferroviario, es por ello que Ezpeleta arranca con sus comienzos, con unas ciertas construcciones del tipo ferroviarias, ciertas casonas del estilo tipo Ingles, algunas no tan imponentes, pero con la misma tipología; techos de chapas a 2 aguas, ladrillos vistos, ventanas con postigones. Las plantaciones tanto frutales como florales eran abundantes en la zona... y recién en 1891, se asienta el pueblo alrededor de la estación de ferrocarriles. la llegada de los saladeros para trabajar a orillas del arroyo Giménez, contribuyen con la llegada de mas pobladores.
Recién a principios del 1900, se rectifican las trazas a través de un agrimensor, y comienzan los remates de lotes. Es ahí cuando se dividen grandes predios, incitando la llegada de fábricas como Ducilo, fue un gran empuje para el área, ya que se perfilaba como uno de los centros obreros más importantes, luego el sector fue cedido al municipio de Berazategui. Ezpeleta cede a lo que luego sería se ciudad lindera, una cierta cantidad de manzanas, para poder consolidarse como ciudad. En ello la ciudad cede el área de la fábrica, la cual también contribuyo a la consolidación de la Av Mitre como la primera área lineal comercial, por el flujo circulatorio que ella conllevaba.
Recién en 1973, Ezpeleta se consolida como ciudad, bajo el partido de Quilmes. En contínuo crecimiento, la ciudad ha ido experimentando ciertos cambios, producidos por los pobladores, autóctonos o inmigrantes. Hacia el este, se ha conformado un área residencial de casas bajas, no más de 2 niveles, muchas con tipologías del estilo italianizante, y otras tipo chalets. Son viviendas bajas, conviviendo con un creciente centro lineal comercial (calle Chile), en el cual se van incorporando de a poco variedad de locales comerciales, no mas d 1 o 2 niveles, que de a poco va contagiando a sus paralelas y consolidando a dos de sus mas importantes avenidas: Centenario y San Martín, que en continuidad comercial y residencial continúan hasta la unificación con la ciudad de Quilmes y Berazategui respectivamente. Las vías del ferrocarril, son los limites que propone la ciudad para que en cierto punto, quede partida en dos. El centro comercial trata de extenderse a lo que sería la continuidad de la calle Chile, siendo el eje la calle Carbonari. El centro fundacional de la cuidad se encuentra próximo, una plaza arbolada; y en como en casi todas las ciudades, a sus alrededores, la comisaría, de tipología tipo rural; sobrias, techos con caídas y paredes blancas, al igual que la delegación municipal.
Ezpeleta como puede verse, tiene una gran infraestructura, y un gran potencial humano, solo hay que saberlos aprovechar, y utilizarlos racionalmente para el bien en común. Son las ganas y la fuerza de la población, la que harán de esta una gran ciudad.

Arquitecto Daniel Buono
Docente UCALP

Para Panóptico Sur

No hay comentarios: